El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha mantenido esta mañana reuniones con los presidentes del Consejo Consultivo y del Consejo Cuentas, y con el Procurador del Común dentro de una amplia ronda de reuniones que mantiene con representantes políticos, institucionales, sociales y económicos de toda la Comunidad

Presidentes

Durante las reuniones, en el Colegio de la Asunción, el presidente autonómico ha trasladado la colaboración y el apoyo de la Junta al Procurador del Común, Tomás Quintana López, y a los presidentes del Consejo Consultivo y de Cuentas de Castilla y León, Agustín S. de Vega y Mario Amilivia González, respectivamente.

Fernández Mañueco ha destacado la importante labor que desarrollan estas instituciones para garantizar la transparencia, la buena gestión pública y la participación de las personas de la Comunidad.

Estas entidades, según ha añadido el presidente, son fundamentales para el buen funcionamiento de la administración pública y para la defensa de los derechos de las personas de Castilla y León.

Ha reconocido también el esfuerzo que realizan estos organismos para ofrecer un mejor servicio a la Comunidad.

Así pues, el Consejo de Cuentas de Castilla y León, encargada de fiscalizar la gestión económica y financiera del sector público de la Comunidad y demás entes públicos de Castilla y León, ha mejorado también la estructura, contenido y formato de los informes, reforzando su divulgación, y aprobando el primer Plan Estratégico (2019-2022), documento que recoge las principales líneas de actuación de la institución en cuanto a reforzar su independencia, garantizar su autonomía orgánica y funcional; promover la mejora de la gestión económico-financiera del sector público; avanzar en materia de transparencia impulsando el cumplimiento de la obligación legal de rendición de cuentas y fortalecimiento del órgano de control como referente institucional autonómico en el análisis de la situación económico-financiera de las administraciones públicas. Para la efectiva puesta en marcha de estas medidas serán necesarias diversas modificaciones normativas, caso de la Ley reguladora de la institución y de la ley 4/2013 de las instituciones propias de Castilla y León.

El Procurador del Común, por su parte, ha modernizado su funcionamiento, lo que le ha permitido resolver de forma más ágil y eficaz las más de 4.000 reclamaciones que ha recibido este año.

Del mismo modo, el Consejo Consultivo, que es garantía de los derechos e intereses de las personas y de las entidades locales, ha redoblado sus esfuerzos para ser más eficaz, como refleja el incremento del 10% de los dictámenes emitidos y del 80% de los recursos resueltos por el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León (TARCCYL).

Estos encuentros se enmarcan dentro de la amplia ronda de contactos que Fernández Mañueco está manteniendo con representantes políticos, institucionales, sociales y económicos de toda la Comunidad para impulsar un Gobierno transformador basado en el diálogo constructivo y moderado como garantía del progreso de las personas de Castilla y León