El vicepresidente de la Junta de Castilla y León y Consejero de la Presidencia, José Antonio De Santiago-Juárez, ha realizado hoy una visita institucional al Consejo Consultivo de Castilla y León, donde ha mantenido un encuentro con el presidente y los consejeros del órgano de control externo de las administraciones, Mario Amilivia, José I. Sobrini y Francisco Ramos. Amilivia muestra al consejero las maquetas de la sede

“He venido a ver al presidente de una de las principales instituciones propias de nuestra Comunidad, una institución propia que vela porque las normas se ajusten a lo recogido por el Estatuto y la Constitución. Y que como el propio presidente presenta todos los años, recibe más peticiones y ejecuta más trabajo no sólo de la Junta de Castilla y León, sino del ámbito municipal. Cada día son más las peticiones, los informes, bien a solicitud propia o tal y como establece la ley, que recibe la institución que tan estupendamente dirige Mario Amilivia”, declaró De Santiago-Juárez quien se declaró "un buen amigo de Mario Amilivia; lo he sido siempre y lo seguiré siendo siempre".

El vicepresidente calificó de “lujo para Castilla y León y para Zamora” la sede de la institución, obra del arquitecto Alberto Campo Baeza. "Estuve en la toma de posesión de Mario Amilivia, pero tenía ganas de conocer este edificio por dentro y tengo que decir que es maravilloso. Lo importante es el Consejo, el presidente, los Vocales, los letrados, los funcionarios, los empleados públicos que trabajan aquí. Pero el marco es digno de destacar también porque es un edificio moderno que ha respetado todo su entorno, tarea que no resultó fácil, de ahí los premios que ha recibido", confesó. De Santiago-Juárez conoció el interior y exterior de la sede

El vicepresidente valoró el aporte de "garantías legales" para ciudadanos y Administración. "Tener garantías jurídicas en la vida política es fundamental", incidió, una tarea que desempeña el Consejo Consultivo. El Consejo Consultivo aporta "mucha tranquilidad" al Ejecutivo regional, añadió el vicepresidente, refiriéndose concretamente a una ley y a un convenio recientemente aprobados y que habían generado algunas dudas. "Da tranquilidad a la Administración y a los ciudadanos porque no hay cosa peor que la inseguridad jurídica para los ciudadanos", precisó.

Por su parte, Mario Amilivia resaltó la "estrecha colaboración" mantenida con la Junta de Castilla y León y aseguró que "es la Junta nuestro principal cliente, más del 30% de los dictámenes que emite el Consejo Consultivo los solicita la Junta de Castilla y León, datos que este año van a verse superados, declaro el presidente del superior órgano consultivo de la Junta y de la Administración de la Comunidad.

La Junta confía especialmente en el Consejo Consultivo y así lo demuestra, por ejemplo este año, con la solicitud de varios dictámenes facultativos. “Esta estrecha relación es muy importante para los ciudadanos de Castilla y León”, añadió Amilivia. La institución que ejerce las funciones del Consejo de Estado en la Comunidad apura el final de año con la emisión de nuevos dictámenes, de los que se dará cumplida cuenta con ocasión de la presentación de la Memoria del ejercicio en el primer trimestre del próximo año. El número 2 de la Junta visitó la institución

"En la Memoria daremos cuenta detallada de todos y cada uno de los dictámenes que nos han solicitado, que este año va a ser un número un poco superior que el año anterior. Nuestra labor es, como ha dicho el consejero, dar seguridad jurídica a las administraciones que nos solicitan dictámenes y cuando pongo de manifiesto la importancia de los dictámenes facultativos es porque son supuestos en los que la Junta no lo hace preceptivamente, lo hace porque considera como un plus añadido la garantía que podemos prestar y en ese sentido 2016 va a ser uno de los años en que más dictámenes facultativos van a aparecer en la futura memoria".

Consejo Consultivo de Castilla y León