El Consejo Consultivo de Castilla y León celebró su ultimo plenario del año este pasado jueves 29 de diciembre con el dictamen de otros siete expedientes, entre ellos el anteproyecto de ley por la que se aprueba el mapa de unidades básicas de ordenación y servicios del territorio de Castilla y León.

El presidente de la Institución, Mario Amilivia, realizó un balance muy positivo del ejercicio ya que, a falta de cerrar los datos estadísticos, la actividad del Consejo se mantiene entre las primeras en el contexto autonómico de estos órganos de control externo de las administraciones. A los más de 500 dictámenes se añaden los casi 100 recursos resueltos por el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales, cuyas funciones ejerce también el Consejo Consultivo. Todo ello, siendo el de composición más reducida del país, estando integrado por Mario Amilivia, y los también consejeros electivos Francisco Ramos y José Ignacio Sobrini. Pleno del Consejo Consultivo, el 29 de diciembre

Además de la propia función consultiva, durante este año que acaba y por mandato expreso de los Grupos Políticos de las Cortes de Castilla y León, el Consejo Consultivo ha intensificado la divulgación de su actividad y de sus servicios de asesoramiento y control de legalidad entre las administraciones locales de la Comunidad Autónoma. Así, llevó a cabo varias jornadas formativas especialmente dirigidas a los alcaldes, secretarios, interventores y asesores legales de los ayuntamientos y diputaciones en las provincias de León, Burgos o Salamanca.

En estas jornadas, por medio de varias ponencias prácticas, se intenta subrayar la importancia de que las administraciones recaben los dictámenes de índole preceptivo, sin perjuicio de la solicitud, siempre que así lo requiera el asunto, de dictámenes facultativos, que han aumentado ligeramente en 2016.

También se llevaron a cabo jornadas de trabajo en los ayuntamientos de Toro y Ponferrada, en donde con el objetivo de la máxima proximidad con las administraciones que presentan las consultas, se incidió en la importancia de los dictámenes preceptivos y en otras novedades de índole jurídica.

Otra de las novedades del ejercicio que acaba es la incorporación del Ayuntamiento de Valladolid en la nómina de capitales de provincia que presentan consultas al Consejo, circunstancia que históricamente venía siendo muy puntual.

En otro orden de cosas, el Consejo Consultivo, con sede en Zamora, ha seguido siendo objeto un año más de visitas de grupos de estudiantes y de turistas extranjeros, al tratarse de un referente arquitectónico con ecos internacionales.