Autoridades asistentes Cuatro expresidentes de la Junta de Castilla y León -Demetrio Madrid, Juan José Lucas, José Constantino Nalda y Jesús Posada- reivindicaron hoy el modelo de las autonomías, fruto de la Constitución de 1978, que en unos días celebra su 40 aniversario, a pesar de representar un modelo complejo.

Además, criticaron la falta de lealtad institucional de algunos territorios como principales desafíos de este sistema político. Los intervinientes abogaron por la modificación de la Carta Magna, siempre desde el consenso y los acuerdos, para adaptarla a "las nuevas realidades" del país.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, fue la encargada de abrir el debate celebrado en las Casas del Tratado de Tordesillas (Valladolid), bajo el título 'Construcción y desarrollo de la Comunidad de Castilla y León en el marco de la Constitución'. Barcones, encargada de moderar las intervenciones, se refirió al modelo autonómico, al sentimiento de pertenencia a la Comunidad y planteó la posibilidad de la reforma del texto constitucional y el Estatuto de Autonomía.

Al acto asistieron numerosas autoridades civiles y militares, representantes institucionales, del mundo agrario y la empresa. También asistió el presidente del Consejo Consultivo, Mario Amilivia, el consejero Francisco Ramos, el Procurador del Común, Tomás Quintana, así como miembros de otras instituciones propias como el Consejo de Cuentas.

El expresidente socialista Demetrio Madrid, el primero en tomar la palabra y diputado constituyente, hizo hincapié en la coordinación en una España "complicada", "muy democrática", que tiene muchas instituciones, fruto de una "Constitución maravillosa". Destacó que en aquellos momentos se abrió un espacio de "mucha ilusión" y "esperanza", por ello señaló que ahora no es posible ofrecérselo a los jóvenes, porque se han encontrado ya el sistema establecido, con un país descentralizado y abierto a Europa.

Juan José Lucas, expresidente de la Comunidad y senador, planteó si pudo configurarse de otra manera la Comunidad y el mapa político actual, si bien recalcó que ahora es "irreversible". Destacó que en otras autonomías ha fallado la lealtad constitucional y dijo que la sociedad debe sentirse orgullosa de la Carta Magna, que recoge como sujeto constituyente a la "nación española".

A su juicio el "drama" de las tensiones actuales, generadas por quien no reconoce la soberanía de todo el pueblo español, se debe combatir con la reivindicación de los principios constitucionales. "La concordia fue posible", sentenció. 

Igualmente, el también expresidente de la Junta Constantino Nalda apostó por una base de coordinación y cooperación para mantener el estado de las autonomías por ser un "espacio complejo", que responde a las necesidades y problemas de las sociedades europeas. Sobre todo ello, remarcó que se han establecido relaciones, por ejemplo, con las entidades locales y puso el acento en el impulso de las mancomunidades, ante el debate abierto sobre la eliminación de los pueblos de un millar de habitantes. El soriano y expresidente de la Comunidad Jesús Posada señaló que Castilla y León es un ejemplo de la aplicación de la Constitución.

Al término del acto fueron homenajeados los primeros parlamentarios de Castilla y León en los albores de estas cuatro décadas de democracia en España.