Reunión con el Consejo Consultivo de Extremadura El Consejo Consultivo de Castilla y León mostró hoy al presidente del Consejo Consultivo de Extremadura, Pedro Nevado-Batalla, en el transcurso de una reunión de trabajo, algunas de las características específicas del órgano castellano y leonés, y de manera especial el desarrollo de la función de Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales, que viene ejerciendo desde el año 2012, a coste cero, sin perjuicio de su consustancial función consultiva.

Así lo manifestó el presidente del órgano de control con sede en Zamora, Mario Amilivia, quien destacó las “relaciones fluidas” que mantienen ambas instituciones. En dicha reunión participaron además del presidente del Consultivo castellano y leonés y del Tribunal de Recursos, Mario Amilivia, el consejero Angel Velasco; la letrada jefe María G. Fonseca y el secretario del Tribunal, Luis Gracia.

Por parte del Consejo extremeño lo hicieron su presidente y el letrado secretario general, Felipe A. Jover. Amilivia apuntó a los periodistas en relación con el Tribunal de Recursos que se trata de “una aportación muy importante desde el punto de vista de  las prestaciones que puede llevar a cabo una Institución como la nuestra, que está perfectamente dimensionada desde el punto de vista del tamaño de lo público”. El Consejo Consultivo de Castilla y León, en su vertiente como Tribunal, aprobó el año pasado 75 resoluciones, y este año ya está por encima de las 78, un trabajo que, subrayó, “es muy importante y que puede ser, adaptando la institución, perfectamente asumible por una institución de nuestras características”.

Pedro Nevado-Batalla, que además es profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Salamanca, incidió en su cercanía y vinculación al Consejo Consultivo de Castilla y León, destacando su larga experiencia y de forma especial el hecho que sea, comparativamente, el de mayor actividad en cuanto al número de dictámenes de los consejos autonómicos del país. Significativamente valoró la vertiente de la Institución Propia de la Comunidad con sede en Zamora como Tribunal Administrativo de Recursos: “La experiencia de éxito del Consejo Consultivo de Castilla y León es ser además Tribunal de Recursos Contractuales de la Comunidad, que es algo que nosotros queremos asumir a la mayor brevedad. Hemos venido aquí para recoger de manera directa esa experiencia y aprender de lo que sin duda es una experiencia de éxito. En unos tiempos en los que se requiere órganos institucionales como los Consejos Consultivos, dimensionados y adecuados, y además prestando un magnífico servicio ya no sólo a la Comunidad, sino también a los ciudadanos”, enfatizó.

El Consejo Consultivo de Castilla y León, como consecuencia de la entrada en vigor de la Ley de las Cortes de Castilla y León 1/2012, de 28 de febrero, de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieras, comenzó a ejercer también, y sin coste alguno para la Administración, las funciones como Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales.

Su principal función es la de garantizar que, en la preparación y adjudicación de los contratos del sector público en Castilla y León, se apliquen adecuadamente las normas y principios que los disciplinan con el fin de otorgar una adecuada tutela jurídica a candidatos y licitadores, dotando de transparencia y confianza al sistema, velando por los principios de igualdad de trato, no discriminación, reconocimiento mutuo, proporcionalidad y transparencia.