Discurso de Mario Amilivia en el Pleno de presentación de la Memoria del Consejo

1_Discurso de Mario Amilivia en el Pleno de presentación de la Memoria del Consejo.jpg

Saludos………

Especialmente, quiero expresar nuestro agradecimiento al Presidente de la Diputación por acogernos un año más en su casa, en este incomparable marco de la antigua Iglesia de La Encarnación.

Quiero comunicarles que las obras de la sede del Consejo Consultivo, una vez concluidas las excavaciones arqueológicas, avanzan con total normalidad, y que la finalización del plazo de las mismas es febrero de 2011. Por tanto, esperamos y deseamos todos que en el año que viene el Consejo Consultivo se traslade a su sede definitiva en la ciudad de Zamora.

Un año más, el Consejo Consultivo, tal y como establece el artículo 60 de nuestro Reglamento Orgánico como superior órgano consultivo de la Comunidad, ha aprobado en sesión solemne y pública su Memoria Anual comprensiva de las actividades del Consejo y en la que se han formulado observaciones y recomendaciones para colaborar al mejor funcionamiento de la Administración.

“En relación con el año 2009, quiero hacer constar la gran actividad llevada a cabo: 1.490 dictámenes, que representan el 23% del total de los emitidos desde el comienzo de la actividad consultiva en mayo de 2003, es decir, casi uno de cada cuatro de los emitidos desde el comienzo de la Función Consultiva en nuestra Comunidad”  

Con suma brevedad, quiero subrayar algunas notas de la Memoria… En relación con el año 2009, quiero hacer constar la gran actividad llevada a cabo: 1.490 dictámenes, que representan el 23% del total de los emitidos desde el comienzo de la actividad consultiva en mayo de 2003, es decir, casi uno de cada cuatro de los emitidos desde el comienzo de la Función Consultiva en nuestra Comunidad… Y un 32% más que el año 2008, siendo el Consejo Consultivo que más dictámenes ha emitido en relación con los Consejos Consultivos de nuestro país.

Por materias, destacar que en lo que se refiere a los dictámenes de rango jurídico-normativo fueron emitidos un número similar al del año 2008: ocho sobre Anteproyectos de Ley y 20 sobre Proyectos de Reglamentos o disposiciones de carácter general que se dictan en ejecución de las leyes, así de como sus modificaciones. Si bien ha sido un año importante desde el punto de vista jurídico-normativo, quiero advertir que en este año 2010, hasta la fecha, ya se han dictaminado o están pendientes de dictaminar 11 Anteproyectos de Ley, en un trabajo legislativo sin precedentes que sin duda responde al desarrollo del nuevo Estatuto de Autonomía y, especialmente, a la Carta de Derechos que el mismo comprende.

Por lo que se refiere a los demás, a los jurídico-administrativos, han visto un especial incremento, destacando los expedientes de Responsabilidad Patrimonial, que llegaron a 1.348 —371 más que el año 2008— representando el 90,5% de todos los dictámenes emitidos durante el año pasado.

2_Discurso de Mario Amilivia en el Pleno de presentación de la Memoria del Consejo.jpg Los asuntos en los que se registró un mayor número de dictámenes fueron los relativos al ámbito escolar (pasaron de 12 a 100, un 733% más) si bien, siendo éstos de escasa importancia cuantitativa y cualitativa. Especial importancia tuvieron los expedientes de Responsabilidad Patrimonial que se derivaron del funcionamiento de la Administración Sanitaria (pasaron de 161 a 242, un 50% más), hasta el punto que hemos incorporado un capítulo especial en la Memoria referido a ellos.

Y, entre otros, destacar también el aumento registrado en el número de dictámenes sobre Contratación Administrativa, Revisión de Oficio de los Actos Administrativos y Recursos Administrativos, posiblemente como consecuencia de la crisis económica y la imposibilidad, por ello, de muchas empresas de cumplir con sus obligaciones contractuales respecto a la Administración.

Como última nota de nuestra actividad, me gustaría señalar que el año 2009 continuamos con nuestra labor —que siempre he dicho que debe tener carácter permanente— de acercar la Función Consultiva a las Administraciones y ciudadanos, conscientes de que es difícil, dada la naturaleza técnica de nuestro trabajo. En este sentido, durante el año 2009 concluimos la celebración de reuniones de Secciones y Pleno del Consejo Consultivo en todas las capitales de Castilla y León, trabajo que este año continuamos en otros Ayuntamientos de la Comunidad Autónoma.

Como hemos comunicado públicamente, el pasado mes de mayo concluyó el mandato de seis años de los Consejeros electivos, sin perjuicio de su reelección, continuando desde entonces en el normal ejercicio de sus funciones hasta que se produzca la designación y toma de posesión de los nuevos Consejeros. Quiero poner de manifiesto que esta circunstancia en ningún momento ha afectado a la actividad del Consejo, lo que se pone de manifiesto con más evidencia que mis palabras con los datos reflejados y ya comentados: 1.490 dictámenes emitidos en 2009, 360 más que con los que se cerró el año 2008.

En relación con las Mociones y Recomendaciones, me limito a la lectura que de las mismas ha hecho el Secretario General. Si bien, incorporamos a la Memoria las que devienen de la Ponencia Especial aprobada sobre una eventual modificación de nuestra Ley Reguladora. Quiero manifestar, en relación con esta última, que no ha sido otro nuestro propósito que el de aportar ideas y sugerencias a la vista de nuestra experiencia y también del trabajo de otras instituciones similares a la nuestra para mejorar, en su caso, el funcionamiento del Consejo Consultivo de Castilla y León.

La decisión de aceptar o no nuestras propuestas corresponde a los Grupos Parlamentarios, si se opta por modificar nuestra Ley por el mismo procedimiento con que fue aprobada –es decir, mediante una Proposición de Ley consensuada por los Grupos Parlamentarios— y a la Junta de Consejeros. Y nuestra leal contribución, como es propio de la Función Consultiva, es aconsejar, ayudar y asistir a quien legítimamente tiene la competencia para hacerlo. Es, por lo tanto, una propuesta abierta y una sugerencia constructiva, sin que tengamos otro tipo de planteamiento o pretensión.

Nuestras principales propuestas o sugerencias son:

1ª/.- La ampliación de las funciones del Consejo Consultivo siguiendo la dirección marcada por la última reforma del Consejo de Estado, en el sentido de elaborar, a solicitud de la Junta de Castilla y León, estudios, informes o propuestas sobre asuntos relacionados con el cumplimiento y desarrollo del Estatuto de Autonomía. Informes que no tendrían ni el formalismo ni la rigidez de nuestros dictámenes.

2ª/.- Extender nuestra competencia para dictaminar con carácter preceptivo las Proposiciones de Ley de reforma del Estatuto de Autonomía y aquellas que afecten a la protección y desarrollo de los derechos y deberes de los castellanos y leoneses; es decir, cuando la solicitud de dictamen la haga un número de procuradores que represente la voluntad de la Cámara…. Extender, por lo tanto, nuestras competencias a las Cortes de Castilla y León, que hoy ya tenemos en la elaboración de dictámenes de carácter facultativo.

3ª/.- Reforzar nuestro papel como Consejo Consultivo de las Corporaciones Locales, estableciendo la preceptividad de la consulta con carácter previo al planteamiento de los conflictos en defensa de la Autonomía Local, y permitir además la remisión directa de las solicitudes de dictamen a esta Institución por las Entidades Locales, trámite que en la actualidad debe realizarse a través de la Consejería competente.

Y 4ª/.- Establecimiento de una cuantía mínima en el caso de las reclamaciones de Responsabilidad Patrimonial, al igual que ha hecho el resto de los Consejos Consultivos de nuestro país, lo que nos permitirá centrarnos en las nuevas competencias, poder dedicar un mayor tiempo a aquellos asuntos de especial complejidad técnica y poder elaborar, en su caso, un mayor número de dictámenes de carácter facultativo.

Quiero, un año más, poner de manifiesto cuáles han sido algunas de las notas características de nuestro trabajo, destacando la Independencia Institucional, el Consenso como método para alcanzar acuerdos, así como la Auctoritas, entendiéndola como el grado de aceptación de nuestros dictámenes por las Administraciones consultantes.

  • Independencia Institucional porque el Consejo Consultivo no está integrado en ninguna de las Consejerías u otros órganos y entidades de la Comunidad Autónoma, sino que es una Institución que goza de autonomía orgánica y funcional.
  • Independencia también de sus Consejeros que se manifiesta, de una parte, en la alta cualificación de sus miembros, y de otra, en que están comprometidos estrictamente en velar por el respeto a la Constitución, el Estatuto de Autonomía y el resto del ordenamiento jurídico, y que en su actuación observan los principios de objetividad, imparcialidad e independencia.
  • Consenso, como he dicho antes, que se traduce en que nuestros dictámenes manifiestan no sólo las opiniones de los Consejeros, lo que es legítimo, sino la opinión del Consejo, porque “la opinión más compartida es siempre la mejor”. Pues bien, un año más quiero destacar que los 1.490 dictámenes del año 2009 se aprobaron por consenso sin que conste ningún voto particular.
  • Y Auctoritas… En este sentido quiero señalar que los datos de nuestra Memoria ponen de manifiesto, teniendo en cuenta las 915 comunicaciones recibidas, que el 97,05% de las decisiones adoptadas por las autoridades consultantes estuvieron en armonía con nuestro criterio. Hemos pasado de las 583 comunicaciones recibidas en el año 2007 a las 915 del año 2009, consolidándose a tenor de las notificaciones de las autoridades consultantes el alto grado de aceptación de nuestros dictámenes.
 
“En relación con el año 2009, quiero hacer constar la gran actividad llevada a cabo: 1.490 dictámenes, que representan el 23% del total de los emitidos desde el comienzo de la actividad consultiva en mayo de 2003, es decir, casi uno de cada cuatro de los emitidos desde el comienzo de la Función Consultiva en nuestra Comunidad”  

 

Finalmente, un capítulo de agradecimientos:

  • Gracias al Secretario General, encargado como en años anteriores de la coordinación del Consejo Consultivo, por la eficaz labor en la realización de esta Memoria.
  • Gracias también a la Letrada-Jefe, y a los Letrados, agradecimiento que hago extensivo a todo el personal administrativo, eventual y laboral de la Institución. Una organización, como hemos dicho muchas veces, reducida en número de personas, pero de evidente cualificación técnica. Y que, como ha dicho el Secretario General, capaz de atender adecuadamente la Función Consultiva encomendada, permitiendo en estos años dejar atrás retrasos y emitir los dictámenes en los plazos legalmente establecidos, aún en los supuestos de expedientes de justificada urgencia o de notable complejidad técnica.
  • Y gracias, cómo no, a mis compañeros Consejeros, que un año más, en su trabajo diario, se han caracterizado por la lealtad, la prudencia y la discreción, principios que son propios del Consejo Consultivo, y que no vienen si no a reforzar el prestigio de la Función Consultiva… Y que una vez cumplido su primer mandato, se ha demostrado con su trabajo como una Institución útil, necesaria para la Comunidad y consolidada.

Con la aprobación de la Memoria en esta sesión solemne, el Consejo Consultivo no ha pretendido más que rendir cuentas en público, un año más, algo que es la esencia de la democracia. Memoria que mañana será entregada al Presidente de la Junta de Castilla y León.

Muchas gracias.

MARIO AMILIVIA GONZÁLEZ
Presidente del Consejo Consultivo de Castilla y León
En Zamora, a 17 de marzo de 2010