EL CONSEJO CONSULTIVO CIERRA 2009 CON LA APROBACION DE 1.500 DICTAMENES

La institución aprobó 1.491 dictámenes frente a los 1.130 del año pasado, un 32% más. Entre ellos, 8 sobre anteproyectos de Ley y 20 sobre reglamentos ejecutivos

León y Palencia fueron en 2009 las provincias con mayor número de expedientes dictaminados: 327 y 239 respectivamente

El Alto Órgano consultivo ha dictaminado casi 7.000 expedientes en sus poco más de 6 años de actividad

El Consejo Consultivo de Castilla y León cerró el ejercicio de 2009 con la aprobación de 1.491 dictámenes, el 23% de todos los dictaminados desde el inicio de la actividad consultiva, a finales de 2003.


tabla_1_El Consejo Consultivo cierra 2009 con la aprobación de 1.500 Dictámenes.jpg

Los casi 1.500 dictámenes representaron un incremento del 32% en el número de informes emitidos respecto del año 2008, en que se aprobaron 1.130.

De esta forma, el Alto Órgano consultivo de Castilla y León, que no tiene establecida una cuantía mínima a la hora de dictaminar los expedientes de responsabilidad patrimonial, concluyó 2009 con el mayor número de dictámenes aprobados en un solo año, en comparación con el resto de los Consejos Consultivos del Estado.

El presidente del Consejo Consultivo, Mario Amilivia González, subraya al hilo de este dato que “los consejos consultivos autonómicos tienen hoy más vigencia y son más necesarios que en ningún otro momento, dado el entramado competencial y normativo tan complejo en el que nos movemos”, derivado de la fuerte descentralización registrada desde 1978 y la creación del Estado Autonómico.

Desde su inicio, el Consejo ha aprobado 6.932 dictámenes, 6.183 de ellos (el 89,2%) sobre reclamaciones de responsabilidad patrimonial. En este periodo se han emitido también 63 dictámenes sobre anteproyectos de Ley, 159 sobre reglamentos ejecutivos, 184 sobre revisión de oficio de los actos administrativos, 107 sobre recursos administrativos, 105 sobre contratación administrativa o 48 sobre modificación de los planes urbanísticos, entre otros.

Secuencia histórica de expedientes dictaminados por el Consejo

 

AÑO Expedientes Porcentaje
2003 26 0%
2004 756 11%
2005 1.138 16%
2006 1.203 17%
2007 1.118 17%
2008 1.130 16%
2009 1.491 23%
TOTAL 2003-2009: 6.932 dictámenes


De los 1.491 dictámenes emitidos en el año 2009, el 65,2% (972) fueron instados por la Administración de la Comunidad de Castilla y León, el 34,3% (512) por Administraciones Locales y el resto por Universidades y otros entes. Las consejerías que mayor número de consultas remitieron al Consejo Consultivo fueron las de Medio Ambiente (397); Sanidad (269); Fomento y Educación, 122 y 121 respectivamente.

Nueve dictámenes fueron aprobados por el Pleno del Consejo, mientras que fueron despachados 551 por la Sección 1ª y 931 por la Segunda. No se registró, como viene siendo norma habitual del Consejo, ningún voto particular. Todos los dictámenes se aprobaron por unanimidad.

La importante actividad del Consejo presidido por Mario Amilivia González a lo largo de los últimos 12 meses queda patente en la aprobación de ocho dictámenes sobre anteproyectos de Ley y de 20 sobre reglamentos ejecutivos, 51 sobre revisión de oficio de los actos administrativos, 28 sobre contratación administrativa o 26 sobre recursos administrativos. Pero la materia en donde más se ha notado el incremento de actividad ha sido en la relativa a los dictámenes sobre responsabilidad patrimonial, aquellos derivados de reclamaciones por daños y perjuicios ocasionados por el normal o anormal funcionamiento de los servicios públicos, que llegaron a 1.349, representando el 90,5% de todos los dictámenes despachados.

En 2008 se aprobaron 977 dictámenes sobre responsabilidad patrimonial, por lo que el incremento registrado en 2009 en esta materia ha sido del 38%.

Los asuntos en los que se registró un mayor incremento de informes respecto del año 2008 fueron los relativos al ámbito escolar (100 frente a 12 dictámenes: un 733% más), al ámbito sanitario (242 frente a 161: un 50% más), daños causados por la fauna salvaje (243 frente a 161: un 51% más), accidentes de circulación por atropello de animales salvajes (200 frente a 162: un 23,4% más) y accidentes por el mal estado de la calzada (178 frente a 154: un 15,6% más). Por el contrario, se aprobaron 147 dictámenes sobre reclamaciones derivadas de daños generados por el mobiliario urbano (igual que en 2008), y 14 sobre daños sufridos durante la actividad profesional, tres menos que el ejercicio pasado.

Destacan también este año, por el número, los dictámenes clasificados bajo el epígrafe de “otras causas”, 217 (16%). Se refieren a consultas mayoritariamente de los ayuntamientos de la Comunidad sobre daños diversos ocasionados por diferentes servicios municipales (saneamiento, fugas, limpieza, actos festivos, cortes eléctricos, denegación de licencias, daños de la grúa municipal o daños y hasta perjuicios en un cementerio, entre otros).

Por provincias, León vuelve a encabezar un año más la estadística por el lugar de inicio de los expedientes de consulta y por tanto de dictámenes, con 327, el 22% del total. Le siguen las provincias de Palencia 239 (el 16%), Burgos 212 (14,2%), Salamanca 207 (13,8%), Valladolid 142 (9,5%), Zamora 123 (8,25%), Segovia 88 (5,9%), Soria 65 (4,3%) y Avila 49 (3,3%).

Por capitales de provincia, el Ayuntamiento de Salamanca fue el que más expedientes de consulta remitió al Consejo al registrar 113 dictámenes. Le siguen las ciudades de Palencia (77), Segovia (48), Burgos (39), León (11), Zamora (3) y Valladolid (29. Avila y Soria no remitieron ninguna consulta.

El Consejo Consultivo celebró en 2009 tres reuniones de trabajo fuera de su sede oficial de Zamora para seguir acercando a las administraciones el trabajo de la institución. Así, el 15 de enero se desplazó a Palencia, el 19 de febrero a León y el 5 de marzo a Salamanca, realizándose además diversos encuentros institucionales, iniciativa que continuará en 2010 al considerarse fundamental para el trabajo del Consejo la proyección exterior del mismo. El presidente del Consejo anunció, en este sentido, que este año se visitarán los principales ayuntamientos de Castilla y León no capitales de provincia.

El pasado mes de mayo, concretamente el día 5, se cumplieron los primeros 6 años de mandato del Consejo como institución propia de la Comunidad, que sustituye y cumple con las funciones del Consejo de Estado. Esta situación no ha mermado en absoluto la actividad de la misma; todo lo contrario. De los casi 7.000 dictámenes emitidos desde 2003, todos ellos, a excepción de 14 consultas de carácter facultativo, derivaron de expedientes de consulta preceptiva, tal como establece la Ley 1/2002, de 9 de abril, Reguladora del Consejo Consultivo de Castilla y León. El alto número de dictámenes habido en este periodo ha permitido acuñar una importante doctrina en diversas materias de responsabilidad patrimonial, pero también en asuntos como las revisiones de oficio de los actos administrativos, los recursos administrativos o los reglamentos ejecutivos.

Dada la escasez de consultas facultativas dictaminadas hasta la fecha, el presidente del Consejo Consultivo anima una vez más a los Poderes Locales a solicitar consultas de este tipo. “Se trataría, en todo caso, de asuntos de especial trascendencia que planteen los ayuntamientos y diputaciones, por ejemplo sobre ordenanzas municipales, materias de urbanismo o interpretación de contratos que susciten dudas, siempre a partir del momento en que hayan actuado los servicios jurídicos de estas administraciones”. Amilivia destaca que “si analizáramos desde un punto de vista global el funcionamiento de ayuntamientos y diputaciones veríamos que no en todos los sitios la interpretación jurídica es homogénea; ahí puede el Consejo Consultivo ilustrar, aportar sugerencias, para que luego el que tenga que tomar la decisión, la adopte”.

Este Consejo Consultivo, al igual que el resto de los creados en todas las Comunidades Autónomas a excepción de la de Cantabria, son Instituciones que ejercen sus funciones con autonomía orgánica y funcional, y no forman parte de la Administración activa ni se hallan integrados en Departamento gubernamental alguno, lo que unido a la cualificación técnica de sus miembros garantiza la objetividad e independencia en el ejercicio de sus funciones.