LA PROVINCIA DE ZAMORA ENCABEZO EN 2008 EL NÚMERO DE DICTAMENES SOBRE RECLAMACIONES POR ACCIDENTES A CONSECUENCIA DE LA IRRUPCIÓN DE FAUNA EN LAS CARRETERAS

Este tipo de dictámenes supusieron el año pasado el 13,1% del total de los aprobados por el alto órgano consultivo de Castilla y León

Zamora.- El Consejo Consultivo de Castilla y León, institución equivalente al Consejo de Estado en el ámbito de la Comunidad Autónoma, aprobó en la reunión de Secciones del jueves 5 de febrero siete dictámenes por reclamaciones de responsabilidad patrimonial de particulares frente a las administraciones por accidentes de tráfico provocados por la irrupción de animales en las carreteras.

Durante el año 2008, el alto órgano consultivo de la Comunidad con sede en Zamora y presidido por Mario Amilivia González dictaminó 148 consultas de este tipo en las que los afectados reclaman a las administraciones autonómica o local el abono de los costes de reparación de sus vehículos y de otros daños y perjuicios si los hubiere, en su caso. Este tipo de dictámenes de carácter preceptivo (consulta obligada por parte de la Administración) supusieron el 13,1% del total de los aprobados en dicho periodo.

La provincia de Zamora, con 59 dictámenes, encabezó la estadística de estas reclamaciones por la irrupción de fauna en las carreteras, la mayoría de ellas originadas en el entorno de la Reserva Regional de la Sierra de la Culebra, seguida de León con 34; Soria con 23; Salamanca con 13; Valladolid con 7; Burgos con 5 y Avila con una.

El Consejo Consultivo, por medio de la alta calidad jurídica de sus dictámenes, analiza si queda acreditada o no la responsabilidad patrimonial de la Administración, y si, por tanto, avala o no las indemnizaciones reclamadas por los afectados. Como es sabido, el artículo 106.2 de la Constitución establece que “los particulares, en los términos establecidos por la ley, tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos”. Respecto de las reclamaciones por siniestros derivados de la irrupción de fauna en las carreteras, el Consejo Consultivo pone de manifiesto que, “conforme viene siendo doctrina constante y reiterada del Consejo de Estado, la presencia incontrolada de animales en la calzada de las carreteras constituye un factor ajeno a las exigencias de seguridad viarias, y no puede reputarse como una anomalía en la prestación del servicio público, sino como un supuesto que enerva la relación de causalidad exigible para generar la responsabilidad patrimonial de la Administración, ya que su acceso a la carretera puede resultar inevitable”.

De los daños ocasionados por el atropello de especies cinegéticas pueden ser responsables hasta tres posibles sujetos: 1º el conductor del vehículo, cuando el accidente sea consecuencia del incumplimiento de las normas de circulación, 2º los titulares de aprovechamientos cinegéticos o, en su defecto, los propietarios de los terrenos, cuando el accidente sea consecuencia de la acción de cazar o de una falta de diligencia en la conservación del terreno acotado; y 3º, el titular de la vía pública en que se produce el accidente, cuando éste sea consecuencia del estado de conservación de la vía o de su señalización.

Más asuntos

El Consejo Consultivo dio luz verde ayer a 21 dictámenes, 14 derivados de expedientes incluidos en la Sección Primera, y 7 en la Segunda. Además de las reclamaciones por los accidentes provocados por la fauna en las provincias de Palencia, Zamora y León se dictaminaron dos reclamaciones por accidentes originados por el mal estado de las calzadas en la ciudad de Palencia y en una carretera de la provincia de Avila, dos por reclamaciones a de caídas atribuibles al mal estado de las aceras en Salamanca e Iscar (Valladolid); y varios por el mal estado de las redes de abastecimiento y/o saneamiento de aguas en Burgos y Palazuelos de Eresma (Segovia).

El Consejo Consultivo dio luz verde a un dictamen estimatorio por la reclamación de un particular de Valderrueda (León) cuyas colmenas radicadas en Caminayo recibieron la visita del oso el pasado 26 de enero. La valoración de los daños ocasionados por el plantígrado ascendieron a 96 euros y la Institución consultiva avala el pago de la indemnización por parte de la Administración de la Comunidad.

Además, se aprobaron dos dictámenes por reclamaciones a consecuencia de accidentes en el ámbito escolar, uno por una resolución de contrato en Soria, uno sobre un expediente de revisión de oficio incoado por la Consejería de Educación y uno derivado de una reclamación presentada en la provincia de Zamora el 11 de abril de 2008 ante la Consejería de Agricultura y Ganadería, debido a los daños y perjuicios sufridos por el ex responsable de una sociedad cooperativa como consecuencia de las actuaciones realizadas por la Administración Autonómica en materia de ayudas para el lino textil, campaña 1998-1999.