UNO DE CADA TRES DICTAMENES DEL CONSEJO CONSULTIVO DERIVA DE RECLAMACIONES DE CIUDADANOS ANTE SUS AYUNTAMIENTOS

  • En lo que va de año se han emitido 220 dictámenes por reclamaciones de responsabilidad patrimonial ante los Ayuntamientos de Castilla y León
  • Los daños de la fauna y las quejas en el ámbito sanitario suman ya 260 dictámenes por reclamaciones ante la Administración de la Comunidad
  • Aprobados 18 dictámenes por los que se avala el pago de 11.000 euros en indemnizaciones por los daños del oso en León

Uno de cada tres dictámenes emitidos por el Consejo Consultivo de Castilla y León deriva de reclamaciones de ciudadanos ante sus ayuntamientos debido al funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos.

En lo que va de año el superior órgano consultivo de la Junta y la Administración de la Comunidad ha aprobado ya 642 dictámenes derivados de expedientes de responsabilidad patrimonial y 220 de ellos se iniciaron por otras tantas reclamaciones de castellanos y leoneses afectados por los servicios de sus respectivos Ayuntamientos.

El Consejo Consultivo dictamina estos expedientes con carácter preceptivo aunque no vinculante antes de que resuelvan los alcaldes. Por medio de los dictámenes, conforme a la jurisprudencia del Tribunal Supremo, la reiterada doctrina del Consejo de Estado, así como la de este Consejo Consultivo, se informa conforme a la legalidad y al ordenamiento jurídico si procede o no estimar las reclamaciones y si, por tanto, se avalan o no las indemnizaciones solicitadas en cada caso por los reclamantes. El artículo 106.2 de la Constitución establece que “los particulares, en los términos establecidos por la ley, tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos”.

Las caídas por el mal estado de las aceras y las calzadas, los daños por fugas y filtraciones de las redes de abastecimiento o saneamiento de agua, los daños por el mal estado de los parques infantiles o de las piscinas municipales, los perjuicios por la denegación de una licencia municipal, los daños provocados por la grúa municipal a un vehículo ‘enganchado’ hacia el depósito o por el Servicio de Bomberos durante la extinción de un incendio, los perjuicios ocasionados por unas obras municipales en negocios o viviendas particulares, los daños causados durante un encierro o durante una quema de fuegos artificiales en unas fiestas populares… son ejemplos de los expedientes dictaminados por la Institución que sustituye y cumple con las funciones que desarrollaba el Consejo de Estado en el ámbito de Castilla y León.

Según la estadística del Consejo Consultivo castellano y leonés, las reclamaciones por caídas a causa del mal estado del mobiliario urbano (aceras en su gran mayoría, pero también daños por bolardos y contenedores) y también las caídas en calzadas defectuosas suman ya este año 138 dictámenes, a los que se añaden otros 80 informes más derivados de reclamaciones por daños y perjuicios a causa del supuesto deficiente funcionamiento de diversos tipos de servicios municipales: desagües, saneamiento, filtraciones, servicios municipales deficientes...

Reclamaciones por el mobiliario urbano

Los ayuntamientos de Palencia y Salamanca encabezan el ranking de consultas por reclamaciones de responsabilidad patrimonial a causa del mal estado del mobiliario urbano, aceras defectuosas que originan caídas, en la mayoría de los casos. Les siguen, aunque con muchos menos informes, Burgos y Segovia. Las ciudades de Zamora, Avila y Soria no han registrado consultas de este tipo, en lo que va de año.

Además, la estadística de dictámenes por reclamaciones de responsabilidad patrimonial ante la Administración de la Comunidad la completan, cuando se ha cumplido la mitad del ejercicio, los casi 140 informes del ámbito sanitario, los 123 por los daños de la fauna salvaje, los 59 informes por accidentes ocasionados por la irrupción de animales en las carreteras o los 36 del ámbito escolar.

Resumen de la última reunión de Secciones

El Consejo Consultivo de Castilla y León aprobó el pasado jueves 55 dictámenes, con lo que son ya 718 los informes despachados en lo que va de año por la Institución que preside Mario Amilivia González.

Por número de informes, destacaron los 18 referidos a reclamaciones de apicultores por los daños generados por el oso pardo durante 2008 en colmenas del norte de la provincia de León. En conjunto, el Consejo avaló el pago de casi 11.000 euros en indemnizaciones por las pérdidas ocasionadas por el plantígrado en los términos de Matalavilla, Palacios del Sil, Cuevas del Sil, Vega de Espinareda, Valderrueda, Sahelices de Sabero, Peranzanes, Crémenes y Burbia. De acuerdo con el artículo 3, apartado siete, del Decreto 108/1990, de 21 de junio, por el que se establece un estatuto de protección del oso pardo en la Comunidad de Castilla y León y se aprueba el plan de recuperación del oso pardo, “serán indemnizables, previo expediente incoado al efecto, los daños y perjuicios que ocasionalmente pueda causar esta especie en todo el territorio de la Comunidad y que sean debidamente comprobados”.

Se dictaminaron además 8 consultas por reclamaciones a causa de caídas por el mal estado del mobiliario urbano en Palencia y Salamanca; 6 por pequeños accidentes y desperfectos en el ámbito escolar en centros de Palencia, Valladolid, Soria, León y Salamanca; y cuatro por reclamaciones derivadas de atenciones sanitarias en centros de Zamora, Avila y León.

También se aprobaron 6 dictámenes por reclamaciones de daños y perjuicios a causa de accidentes ocasionados por la irrupción de animales en la calzada, en las provincias de Zamora, Palencia y Salamanca. En el caso de Zamora, el siniestro se produjo en octubre de 2007 por la irrupción de un corzo en la calzada (ZA-912 –de N-631 a Alcañices N-122). Zamora, Palencia y León encabezan el ranking de dictámenes de este tipo en lo que va de año, que suma en el conjunto de la Comunidad Autónoma 59 informes.

Al listado de dictámenes emitidos el pasado jueves se suman 4 por reclamaciones ante el Ayuntamiento de Palencia por el mal estado de las calzadas; dos expedientes de resolución de contrato; y el resto por diversas causas.