DICTAMENES FAVORABLES PARA LA LEY DEL RUIDO Y LA DE PRESUPUESTOS DE LA COMUNIDAD

El pleno del superior órgano consultivo dictaminó hoy tres iniciativas normativas

También dictaminó en la reunión de Secciones otros 23 expedientes, 22 de ellos de responsabilidad patrimonial

El Pleno del Consejo Consultivo, la institución que sustituye al Consejo de Estado en la Comunidad desde el año 2003, aprobó hoy que “consideradas las observaciones formuladas, puede elevarse a la Junta de Castilla y León el anteproyecto de Ley del Ruido”, elaborado por la Consejería de Medio Ambiente.

El Consejo reunido en Pleno dio también luz verde, mediante sendos dictámenes favorables, consideradas las observaciones formuladas, al Anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para el año 2009 y al Anteproyecto de Ley de Medidas Financieras y de creación de la Empresa Pública Castilla y León Sociedad Patrimonial y del Ente Público Instituto de Seguridad y Salud Laboral de Castilla y León.

En lo que va de año 2008, el Consejo Consultivo de Castilla y León ha dictaminado, incluidas las iniciativas normativas abordadas hoy en el Pleno de la institución, un total de 26 proyectos de decreto y anteproyectos de ley.

Otros asuntos

Por otro lado, el Consejo que preside Mario Amilivia e integran Demetrio Madrid, J. Constantino Nalda, Manuel Estella, Javier Costales y Antonio Pérez Solano sometió a dictamen veintidós expedientes de responsabilidad patrimonial y uno relativo al proyecto de decreto por el que se aprueba la modificación puntual de las Normas Urbanísticas Municipales de Cardeñadijo (Burgos). En relación a este expediente, el superior órgano consultivo en la Comunidad dictaminó que “puede aprobarse la modificación puntual de dichas normas subsidiarias”.

En cuanto a los expedientes de responsabilidad patrimonial, el Consejo resolvió aprobar cuatro dictámenes estimatorios sobre otras tantas reclamaciones ante la Administración de la Comunidad por daños sufridos en accidentes por el mal estado de las carreteras. Estas reclamaciones se iniciaron en las provincias de León (tres de los expedientes) y Burgos. Por el contrario, fueron desestimatorios el dictamen derivado de una reclamación similar por el accidente de un motorista y otros tres iniciados en las provincias de León y Soria por accidentes provocados por la irrupción de animales en la carretera: un jabalí, un perro y un ciervo.

Las reclamaciones de responsabilidad patrimonial ante la Administración de la Comunidad por supuestas deficientes asistencias sanitarias sumaron hoy otros ocho dictámenes, todos ellos desestimatorios a excepción de uno –derivado de un error de diagnóstico-- en el que el Consejo estimó que “concurren los requisitos para determinar la existencia de responsabilidad patrimonial y procede la terminación convencional” del mismo, es decir, cuando existe un acuerdo indemnizatorio previo entre las partes. En estos expedientes por asistencias sanitarias se tiene en cuenta la reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo y la constante doctrina del Consejo de Estado en relación a la teoría de la lex artis. Esta teoría parte de considerar que la obligación del médico o de los servicios sanitarios es una obligación de medios, en tanto que no es posible asegurar la salud en términos absolutos.

A mayor abundamiento, el paciente tiene derecho a que se le dispense una atención adecuada según la lex artis ad hoc, y no ha obtener un resultado curativo determinado, toda vez que la medicina no es una ciencia exacta. La lex artis abarca no sólo intervenciones quirúrgicas, sino también tratamiento no quirúrgico y de diagnóstico. Los dictámenes del Consejo Consultivo castellano y leonés por reclamaciones de este tipo han pasado, sobre el total de los expedientes de responsabilidad patrimonial, de apenas el 7% en 2004 a más del 12% en 2007.

Expedientes por daños del oso y el jabalí en la provincia de León

El Consultivo dictaminó además seis expedientes de responsabilidad patrimonial por daños del oso y el jabalí en cultivos, colmenas y ganado vacuno. En concreto, se estimaron favorablemente cinco reclamaciones por los daños del oso en colmenas de León (en Palacios del Sil y Vega de Espinareda), por los daños del plantígrado a cabezas de ganado vacuno en Cuevas del Sil y Palacios del Sil y por los destrozos ocasionados en unos cultivos de Fresnedelo (Peranzanes). El estatuto de protección del oso pardo en Castilla y León y el subsiguiente plan de recuperación consideran que “serán indemnizables, previo expediente incoado al efecto, los daños y perjuicios que ocasionalmente pueda causar esta especie en todo el territorio de la Comunidad y que sean debidamente probados”.

También fue estimatorio el dictamen derivado de una reclamación por los daños ocasionados por el jabalí en unos prados de siega de Puebla de Lillo, en la Reserva Regional de Caza de Mampodre (León).

Las cuantías indemnizatorias por estos seis expedientes suman más de 4.000 euros.