CONFERENCIA DE DEMETRIO MADRID EN EL 30º ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN

1_Conferencia de Demetrio Madrid en el 30º Aniversario de la Constitución.jpg

“La culminación más representativa del éxito de la sociedad española; un buen instrumento para resolver los problemas de España”. Demetrio Madrid, primer presidente de la Junta de Castilla y León, ex parlamentario y consejero nato del Consejo Consultivo castellano y leonés, se refirió así el pasado 5 de noviembre a la Constitución de 1978 en el transcurso de una conferencia sobre el modelo territorial derivado de la Carta Magna que tuvo lugar en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Valladolid.

Enmarcada en el trigésimo aniversario de la aprobación de la Constitución y organizada por la Universidad de Valladolid, la intervención de Madrid se convirtió en una reivindicación de las generaciones de “españoles anónimos” que dieron impulso a la Carta Magna, españoles que apostaron por la concordia y la convivencia en la transición, en los momentos tan difíciles que marcaron el tránsito de la dictadura a la democracia, en medio de una profunda crisis, el terrorismo en pleno apogeo y el ruido de sables en los cuarteles.

Demetrio Madrid destacó los principales valores del “espíritu y la letra” de la Constitución como la concordia, el consenso, la paz y la unidad, al tiempo que valoró que desde “una mezcla de reforma y de ruptura los españoles supieron transitar pacíficamente desde un país autocrático a una sociedad moderna y democrática”. La Carta Magna, subrayó, supuso un gran pacto político y social, pero también se convirtió en un “pacto de honor” que garantizó la convivencia ente los españoles. Desde entonces, añadió, la dignidad humana, la soberanía popular, la laicidad del Estado, el respeto a las minorías, la tolerancia, la educación en libertad, la abolición de la pena de muerte o la igualdad ante la ley son algunas de las claves que han caracterizado estos 30 años de andadura democrática, con la alternancia política como una de sus principales señas de identidad y madurez.

En su intervención, ante un auditorio conformado principalmente por universitarios, Madrid resaltó la trascendencia de los Pactos de la Moncloa (octubre de 1977) que firmaron los partidos políticos con los principales agentes sociales y económicos, y la posterior ruptura definitiva con las leyes del régimen anterior. El éxito de aquellos momentos en una España que comenzó a “conocerse a sí misma” consistió –señaló- en “una gran dosis de realismo político y en el equilibrio entre la reforma y la ruptura con la etapa anterior”.

En sus reflexiones sobre el Estado autonómico, se mostró crítico con los ‘privilegios’ de las “comunidades históricas” al tiempo que incidió -como protagonista directo que fue- en la Preautonomía (el Consejo General de Castilla y León, embrión de la actual autonomía), en las sucesivas reformas del Estatuto y en la asunción de nuevas competencias que vienen contribuyendo a la cercanía y el mejor servicio posible a los castellanos y leoneses. Las tensiones de los nacionalismos, la inestabilidad, al igual que la actual crisis económica, suponen hoy día, 30 años después, algunos de los principales problemas a los que debe hacer frente la sociedad española, reflexionó. A preguntas de algunos de los asistentes, el primer presidente de la Comunidad abogó por la “necesaria” reforma de la Constitución, por las reformas del Senado,la denominación de las Comunidades Autónomas, la presencia de España en Europa o la sucesión en la Corona, “porque la sociedad evoluciona y debe ir adaptándose a ella”.

2_Conferencia de Demetrio Madrid en el 30º Aniversario de la Constitución.jpg

Asistieron a esta conferencia el presidente del Consejo Consultivo de Castilla y León, Mario Amilivia, así como varios consejeros. En nombre del Consejo Consultivo de Extremadura acudió Antonio Vázquez, además de una amplia representación de los trabajadores de esta institución autonómica con sede oficial en la ciudad de Zamora.