Grupo de estudiantes de Milán En una visita concertada a través del Alberto Campo Baeza, catedrático de Proyectos de la Escuela de Arquitectura de Madrid, un nuevo grupo integrado por 55 alumnos de la Facultad de Arquitectura Politécnica de Milán (Italia) ha conocido esta mañana en Zamora la sede del Consejo Consultivo de Castilla y León. Acompañados por el profesor Franco Tagliabue y varios profesores asociados, los alumnos han visitado Zamora con el objetivo principal de conocer in situ el edificio del Consejo, obra del estudio de arquitectura del vallisoletano Campo Baeza, aunque también han aprovechado su estancia en esta capital del románico para visitar otros edificios representativos de arquitectura contemporánea.

Desde su apertura en el año 2012, la sede del Consejo Consultivo enclavada en la plaza de la Catedral de Zamora es visitada periódicamente por estudiantes de arquitectura no sólo españoles, sino también del resto de Europa. Son ya varios centenares de alumnos los que han pasado por la sede a modo de visita técnica para conocer las características principales de la arquitectura de Campo Baeza.

Los estudiantes de Arquitectura de Valladolid realizaron una visita el pasado 27 de octubre, acompañados, como siempre, por el profesor Represa. Fue la más reciente. Pero el reclamo de la sede del Consultivo castellano y leonés trajo el 23 de mayo de 2013 a un grupo de profesores y estudiantes de Arquitectura del Instituto de Diseño Arquitectónico de la Universidad Técnica de Brunswick (Alemania); el 27 de mayo de 2014 también pasó por las dependencias de la sede otro nutrido grupo de estudiantes de arquitectura de la Universidad de Cagliari (Cerdeña). Además, también el año pasado, grupos de estudiantes de La Coruña o de la Universidad CEU San Pablo también quisieron comprobar in situ, como complemento práctico a las clases en las aulas, las líneas que caracterizan la obra de Campo Baeza.

Uno de los grupos más numerosos fue el del Colegio Leonés. 85 chavales acompañados de 5 docentes de este centro también conocieron la sede el pasado 27 de febrero de 2015.

La sede del Consejo Consultivo recibió hace un año el premio al 'Mejor proyecto de arquitectura en vidrio' de España y Portugal, premio que se incorporó a la nómina de reconocimientos que hacen de la sede del Consultivo, institución propia presidida por Mario Amilivia, “todo un referente y un reclamo arquitectónico para Castilla y León y para España”.   

Hace ahora dos años la sede de la institución autonómica recibió en Madrid el Premio de la XII Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo, en la categoría de 'Símbolos Cívicos'. La sede también cosechó en 2013 el Premio Internacional de Arquitectura en Piedra de Verona (Italia).

El edificio enclavado a escasos metros de la Catedral zamorana, impulsado y financiado por la Consejería de Hacienda de la Junta de Castilla y León, abrió sus puertas en septiembre de 2012, con el reto de, además de llevar a cabo las funciones que tiene encomendadas, abrirse a la sociedad. Desde entonces, sin perjuicio de las jornadas y otros actos que allí se celebran, se ha convertido por derecho propio en un referente de la arquitectura contemporánea. Además de los premios que atesora, reconocimientos y reseñas en publicaciones especializadas, alberga en la actualidad el proyecto “Zamora, en busca del tiempo perdido”, que indaga, a través de piezas originales y reproducciones, en la historia de la ciudad.

Consejo Consultivo de Castilla y León