Acceso principal al Consejo Consultivo El balance general del Consejo Consultivo en relación al ejercicio 2014, que tendrá su ratificación en la aprobación de la Memoria correspondiente antes de finales de marzo, ya hizo una especial referencia a la provincia de Burgos que, por vez primera en los 12 años de funcionamiento de la Institución se ha situado en cabeza en número de dictámenes, desbancando a la de León, que históricamente venía ocupando ese puesto. Las consultas iniciadas en la provincia que han tenido su reflejo en la aprobación de un total de 111 dictámenes, casi el 19% del total de los emitidos en 2014 por el órgano de control, el de menor composición de los existentes en España y el más productivo proporcionalmente.

A la aprobación de un total de 597 dictámenes en el ámbito de toda Castilla y León se añaden las 96 Resoluciones del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Comunidad (TARCCyL), cuya labor desempeña también el Consejo con sede en Zamora, sin coste alguno para las arcas públicas.

Los mencionados 111 dictámenes aprobados por el Consejo que preside el leonés Mario Amilivia y que también integran Fernando Rey y Angel Velasco derivaron de 74 consultas remitidas por la Administración Local (Ayuntamientos, Diputación y entidades locales menores), 36 por la Administración autonómica (la Junta de Castilla y León a través de sus distintas Consejerías) y una por la Universidad de Burgos.

El desglose de los dictámenes referidos a Burgos por asunto es el siguiente: 76 por consultas sobre responsabilidad patrimonial, 25 sobre consultas de revisión de oficio de los actos administrativos, 6 por consultas sobre contratación administrativa (resoluciones de contrato), uno por una consulta sobre un recurso administrativo, otro por una cuestión de régimen local, otro por una consulta facultativa y uno más por una consulta sobre una modificación urbanística.

El dictamen facultativo fue solicitado por el Ayuntamiento de Burgos, sobre la indemnización por jubilación anticipada solicitada por un empleado público; el urbanístico derivó de la consulta del Ayuntamiento de la capital sobre la aprobación inicial del Estudio de Detalle de la parcela A del sector S-3, “Casa de la Vega”, sito en la Avda. Príncipes de Asturias, de Burgos, y el de Régimen Local –una consulta de Lerma remitida por la Consejería de la Presidencia-  sobre el deslinde de los términos municipales de Lerma, en su anejo de Castrillo Solarana,  y Solarana.

Varios de los dictámenes sobre revisión de oficio -8- se generaron por consultas del Ayuntamiento de Trespaderne sobre contratos de obras en el polígono de La Niesta y otras obras de urbanización en la localidad.

El mayor número (20) derivó de consultas por daños a causa del mal estado del mobiliario urbano y en las que los afectados reclaman ser indemnizados por ello. Así, 16 de los dictámenes fueron remitidos al Ayuntamiento de Burgos por las otras tantas consultas que había remitido al Consejo Consultivo por caídas en las aceras y, en un caso, en las escaleras de un mercado municipal. Dos dictámenes fueron generados por consultas del Ayuntamiento de Miranda de Ebro por el mismo motivo y uno por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a causa de su consulta por los daños de una persona al caer en la pasarela peatonal que salva la carretera BU-740.

Otros 19 dictámenes sobre responsabilidad patrimonial derivaron de consultas englobadas en “otras causas” y derivaron fundamentalmente de daños y perjuicios por fallos en servicios como los de abastecimiento y saneamiento. Las consultas fueron remitidas por los ayuntamientos de Burgos, 12 de ellas, Covarrubias, Medina de Pomar, Miranda de Ebro, 3 de ellas,  Fresnillo de las Dueñas, y Poza de la Sal.

El Consultivo emitió 19 dictámenes más por reclamaciones sanitarias, casi todas ellas por asistencias en el Complejo Asistencial de Burgos, aunque también en los centros de salud de Aranda y de Miranda de Ebro. 11 de las consultas fueron por supuestos de mala praxis médica y el resto por caídas y otras causas. Dos dictámenes del Consejo fueron estimatorios (dando la razón a los reclamantes), 13 desestimatorios y 4 estimatorios parciales. La mayor de las reclamaciones por este ámbito -500.000 euros- se incluía en una consulta de la Consejería de Sanidad debido a que una persona perdió la movilidad en una pierna a raíz de la implantación de una prótesis. La intervención fue en el Santiago Apóstol.

14 derivaron de consultas por accidentes causados por el mal estado de las calzadas. Las 11 del Ayuntamiento de Burgos fueron por caídas, por ejemplo en carriles bici, pasos de peatones defectuosos y zonas de urbanización el mal estado.  Las otras tres consultas, remitidas por Fomento y Medio Ambiente, se referían también a incidentes como la caída de una moto por la presencia de gravilla en la calzada o a la caída de la rama de un árbol sobre un coche en la BU-640.

Dos dictámenes se gestaron por consultas iniciadas a causa del atropello de animales en las carreteras. Las dos consultas fueron remitidas por el Ayuntamiento de Villasandino a causa de accidentes de circulación por la irrupción repentina de corzos en la N-120. Las reclamaciones por daños frente al Ayuntamiento fueron de 3.300  y 4.700 euros.

Consejo Consultivo de Castilla y León