Los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y León han reconocido hoy la utilidad y el trabajo desarrollados por el Consejo Consultivo, a pesar de ser el de composición más reducida de cuantos existen en las diferentes Comunidades Autonómas y de la reducción de su presupuesto. David Castaño (Ciudadanos), Félix Díez (Podemos); Gloria Acevedo (PSOE) y Juan Sanz Vitorio (PP) resaltaron la labor, independencia y competencia técnica demostradas por la institución, por ejemplo a la hora de reducir a 12 días el plazo para emitir un elevado porcentaje de dictámenes. Representantes de los grupos parlamentarios

Especialmente ha sido valorado por los procuradores el esfuerzo que se viene plasmando a la hora de mantener una página web actualizada en cuanto a sus contenidos, singularmente los dictámenes que van aprobándose semana a semana. Los procuradores animaron a la institución a continuar por este camino de apoyo y "sabiduría jurídica" dirigidos a las distintas administraciones, y que además supone un refuerzo para el autogobierno de la Comunidad.

"Institución útil y consolidada", "expresión del ejercicio de autogobierno", "de lealtad", "del autonomismo útil al servicio de las personas", fueron algunos de los adjetivos pronunciados hoy por los procuradores intervinientes en la Comisión de la Presidencia en la que Mario Amilivia ha rendido cuentas sobre la Memoria de actividad de 2015. Un órgano caracterizado por la independencia, objetividad, transparencia y también prudencia de sus miembros, señas de identidad que han conseguido que la institución se haya ganado la confianza de ciudadanos y administraciones, y cuyo trabajo y cercanía difícilmente podría ser reemplazada por el Consejo de Estado.

En su contestación a los distintos representantes de los Grupos Parlamentarios presentes en la Comisión de la Presidencia, Mario Amilivia auguró que la solicitud de dictámenes de carácter facultativo por parte de las administraciones "va a ir aumentando poco a poco debido a la garantía jurídica que suponen" y a que "hoy todas las administraciones quieren ajustar su procedimiento a derecho". Comisión de la Presidencia, en las Cortes

Además de la importancia y eco que está cobrando la web institucional del Consejo Consultivo, el presidente de la institución incidió en que van a seguir celebrándose jornadas formativas a lo largo de los próximos meses, especialmente con las diputaciones provinciales, para acercar el trabajo de la institución e informar sobre novedades o modificaciones legales de interés que se vayan produciendo. Salamanca y Burgos, apuntó Amilivia, serán las próximas citas para este tipo de jornadas, especialmente dirigidas a secretarios, interventores y otros funcionarios públicos. Preguntado por las posibles vías para publicitar en mayor medida el trabajo que realiza el Consejo, Amilivia dijo que "nuestros mejores aliados para publicitar el trabajo del Consejo Consultivo son ustedes -en referencia a los procuradores autonómicos- y los medios de comunicación- sin olvidar que tenemos 2.248 ayuntamientos, que son clientes potenciales del Consejo Consultivo, 9 diputaciones y 4 universidades públicas". 

El presidente de la institución subrayó que la auctoritas del Consultivo se ve reforzada en la medida del grado de seguimiento de los dictámenes que emite, no dependiendo del hecho de que sean vinculantes o no. En relación a la comunicación de las decisiones finalmente adoptadas por las administraciones consultantes, precisó que se va avanzando en dicho trámite, no exento de matices a la hora de acatarse, en su caso, la fórmula "de acuerdo con el dictamen del Consejo Consultivo".

Tras significar la independencia y la auctoritas del órgano de control, Amilivia quiso dejar claro que las decisiones adoptadas son ajenas a la política, buscándose en todo momento la unanimidad, es decir, con el criterio de que la opinión compartida siempre es la mejor. "Aquí se puede hablar solo de política con mayúsculas. La política con minúsculas sale por la ventana cuando el Consejo Consultivo asume la función que tiene encomendada", concluyó.

Amilivia quiso también agradecer el respaldo mostrado por los Grupos al trabajo realizado por el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León, cuyas competencias son ejercidas sin coste alguno para la Administración desde 2012. "La fórmula ideada en Castilla y León de un Tribunal de Recursos adscrito al Consejo Consultivo refuerza su independencia" y es un instrumento muy útil en la transparencia y la pugna contra las malas prácticas en materia de contratación.