colegio leones Un grupo formado por 85 estudiantes del Colegio Leonés ha realizado hoy una visita a la sede del Consejo Consultivo de Castilla y León, en Zamora, en el marco de un recorrido cultural por dicha ciudad. Los estudiantes quedaron gratamente sorprendidos tras conocer la sede, obra del arquitecto Alberto Campo Baeza, que ha recibido en los últimos años destacados premios y reconocimientos internacionales como el de Arquitectura en Piedra, de Verona (Italia); el Saint Gobain de Arquitectura en Vidrio; o el de la XII Bienal Española de Arquitectura. 

Ha sido la visita más numerosa a la sede de la Institución propia presidida por el leonés Mario Amilivia en lo que va de año –también sede del Tribunal de Recursos Contractuales de Castilla y León-. Los chavales del “Jesús Maestro”, de 2º de ESO, de 13-14 años, llegaron acompañados de los docentes María Carmen López, Luis Alberto Rozada, Juan Carlos Suárez, Alicia Aguilar y Rafael González. Los docentes se interesaron por aspectos como el minimalismo de las líneas arquitectónicas de Campo Baeza, la búsqueda de la luz de la que hace gala, o el efecto “caja de cristal” de los grandes paneles de vidrio del edificio. 

Durante el recorrido por las distintas dependencias del Consejo conocieron las oficinas de trabajo del personal, letrados, Consejeros y salas de reuniones. También pudieron admirar las maquetas y paneles del Proyecto Cultural Arqueológico “En busca del tiempo perdido”, iniciativa en marcha en colaboración con las Consejerías de Hacienda y Cultura de la Junta de Castilla y León para la puesta en valor, a lo largo del presente año, de muestras representativas de los restos que aparecieron cuando se construyó la sede del Consejo, ubicada a escasos metros de la Catedral de Zamora. 

Como recuerdo de esta visita, antes de continuar su visita por el Románico zamorano, los escolares y docentes leoneses quisieron fotografiarse en la azotea de la sede institucional. 




Consejo Consultivo de Castilla y León