El Consejo Consultivo de Castilla y León, en el transcurso de una reunión “muy agradable y positiva” con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, se ha puesto a plena disposición de esta institución municipal para dictaminar las consultas de distinto índole que considere necesario. Así lo expuso al término del encuentro institucional el presidente del Consejo Consultivo, Mario Amilivia, quien explicó que éste se ha celebrado en la doble vertiente de la presentación formal ante el alcalde de Valladolid, y la renovación del propio Consejo con la incorporación de los consejeros José Ignacio Sobrini y Francisco Ramos, que cubren las vacantes de Fernando Rey y Ángel Velasco, fallecido éste recientemente. Encuentro con el alcalde de ValladolidImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto

En la reunión se hizo un repaso del trabajo que el Ayuntamiento de Valladolid ha demandado del Consejo Consultivo en estos últimos años.  El presidente de la institución, Mario Amilivia, subrayó que se puso de manifiesto la conveniencia de que el Consistorio solicite dictámenes sobre responsabilidad patrimonial de la Administración cuando existan, como establece la ley, reclamaciones a partir de los 3.000 euros. “Ahí podemos hacer un trabajo de depuración de la responsabilidad patrimonial de la administración que puede ser muy eficaz tanto para los ciudadanos como para el Ayuntamiento”, aseguró.

El presidente de la institución abordó también la relación de consultas facultativas solicitadas históricamente desde el Consistorio, consultas que no son de carácter preceptivo, “lo cual demuestra la buena valoración del Ayuntamiento de Valladolid en relación al trabajo del Consejo Consultivo”. En relación a la competencia de Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales que también ejerce el Consejo Consultivo, Mario Amilivia, aludió a la “importante tarea llevada a cabo durante los últimos años” a través de las correspondientes resoluciones aunque el trabajo del Tribunal se produce a instancia de los distintos licitadores.

El alcalde de Valladolid se comprometió a trabajar más estrechamente con el Consejo Consultivo “para que se pueda tener el apoyo de un organismo que garantiza los derechos de los ciudadanos”, y en concreto a solicitar, entre otros, los dictámenes de responsabilidad patrimonial “porque son preceptivos por ley y se trata de algo razonable”, aunque no se venía haciendo con regularidad desde el Consistorio.

Mario Amilivia desveló que en el día de ayer se ha dirigido por carta a los portavoces parlamentarios de Castilla y León para solicitarles una reunión a los efectos de explicarles en la propia sede institucional de Zamora el trabajo que realiza el Consejo y presentarles a las personas que lo llevan adelante. “Somos el Consejo Consultivo con mayor actividad del país, casi 13.000 dictámenes aprobados con un solo voto particular. Somos el Consejo de composición más reducida tras el ajuste de 5 a 3 consejeros, y el que ha recibido más competencias en España. Ejercemos la función consultiva y somos Tribunal de Recursos Contractuales de la Administración de Castilla y León, labor que hacemos a coste cero”, resaltó. Para concluir que el Consejo es una “institución consolidada” que presta una función “necesaria” que de no ser atendida como hasta ahora debería ser asumida por el Consejo de Estado “porque nunca se podría dejar de prestar”. “Me encantaría por todo ello mantener esa reunión con los portavoces de los grupos para explicarles de primera mano el trabajo de una institución que está dimensionada en el tamaño de lo público, en una apuesta inteligente de esta Comunidad, y que hoy tiene más competencias que ningún otro Consejo Consultivo y al mismo tiempo mayor actividad”, concedió.

Consejo Consultivo y Agencias. Fotografía de la Agencia ICAL