El dictamen deberá emitirse en el plazo de 20 días hábiles, plazo que puede ampliarse o reducirse, cuando resulte necesario, o suspenderse en determinados supuestos especiales (cuando deba requerirse documentación complementaria a la Administración consultante, solicitar el concurso de expertos u otorgar audiencia a los interesados).