La consulta al Consejo Consultivo no debe realizarse al amparo del artículo 153 del Reglamento de Urbanismo, ya que este precepto se refiere a la solicitud de informes previos a la aprobación inicial del instrumento de planeamiento urbanístico, lo que, evidentemente, no ocurre en este caso. 

La consulta al Consejo Consultivo ha de hacerse una vez tramitado el procedimiento y formulada la propuesta de resolución al órgano competente para la aprobación definitiva de la modificación propuesta. Ello en consonancia con lo previsto en el artículo 3.3 de la Ley 1/2002, de 9 de abril, de acuerdo con el cual “Los asuntos dictaminados por el Consejo Consultivo no podrán ser remitidos para su informe posterior a ningún otro órgano o Institución de la Comunidad Autónoma”. 

(Dictamen 99/2014, de 3 de abril)