Un año más, se pone de manifiesto que el Consejo Consultivo, al emitir dictámenes sobre los proyectos normativos (anteproyectos de ley, proyectos de legislación delegada y proyectos de reglamentos) puede formular dos tipos de observaciones: las que tienen carácter sustantivo u obstativo y las que carecen de tal carácter.

Se consideran observaciones sustantivas u obstativas aquellas que se realizan cuando en la norma proyectada se aprecia una vulneración de una norma jurídica de superior rango o del reparto competencial entre Administraciones o se observa una infracción de los principios constitucionales, en particular, el de la seguridad jurídica.

Las observaciones que no tienen el carácter de sustantivas u obstativas son aquellas que se realizan con el fin de evitar dudas interpretativas y de lograr una mejor calidad de la norma proyectada, lo que ha de redundar en su mejor aplicación. Asimismo, tienen esta naturaleza las observaciones referidas a aspectos de técnica normativa.

En el caso de que la Administración consultante atienda todas las observaciones sustantivas formuladas en el dictamen, deberá reflejarse en el proyecto normativo correspondiente la fórmula “de acuerdo con el dictamen del Consejo Consultivo de Castilla y León”. En caso de no atenderse todas las observaciones sustantivas formuladas, la fórmula a emplear será “oído el Consultivo de Castilla y León”, tal y como se prevé en el artículo 6 del Reglamento de Organización y Funcionamiento del Consejo Consultivo.

Esta recomendación se realiza al haberse advertido reiterados incumplimientos por parte de la Administración consultante, que omite en ocasiones el reflejo de estas fórmulas obligatorias en las disposiciones que se publican.

Por otra parte, el Consejo hace un seguimiento de las observaciones que formula en estos dictámenes, precisamente para comprobar en qué medida estos son atendidos. Por lo que también se recomienda la comunicación detallada de la decisión adoptada, especificando, en su caso, las decisiones que se han separado del criterio emitido.

En relación con esta cuestión, en ocasiones se advierte que se emplea la fórmula “de acuerdo con el dictamen Consejo Consultivo”, cuando la norma que finalmente se publica no se ciñe a los términos planteados en la observación obstativa realizada, práctica que supone una vulneración del contenido del dictamen y con ello la desnaturalización de la función garantista que le corresponde.

En este sentido, ha de recordarse el carácter no vinculante del dictamen del Consejo Consultivo en estos casos, lo que implica la libertad de la Administración para asumir o no las observaciones realizadas, pero no para utilizar inadecuadamente las fórmulas legalmente previstas.

Finalmente se advierte que los asuntos dictaminados no pueden ser informados posteriormente por otros órganos o instituciones de la Comunidad, ni tampoco pueden, ni deben, ser contestados por la Administración consultante quien, como se ha indicado, tiene la facultad de seguir o no las observaciones formuladas. Y ello porque una actuación en otro sentido sería tanto como tratar de desvirtuar la propia naturaleza de esta Institución y cuestionar la auctoritas que le es propia.

(Memoria del Consejo Consultivo del año 2018)