Uno de los debates El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, Pedro Rollán, clausuró ayer las XIX Jornadas de la Función Consultiva que se han celebrado durante los días 25 y 26 de octubre en la Real Casa de Correos de la capital de España.

Un foro de carácter anual que ha contado con la asistencia de los consejeros y de varios letrados del Consejo Consultivo de Castilla y León; un encuentro consolidado a punto de cumplir dos décadas, de gran utilidad y que ha servido como en anteriores ediciones para poner en común las experiencias y el funcionamiento de los consejos consultivos autonómicos.

Las Jornadas Nacionales de la Función Consultiva se han convertido en una cita fundamental para estos órganos cuya misión central es ejercer un control previo de la legalidad de las administraciones en sus respectivos ámbitos territoriales proporcionando información precisa y fundada antes de actuar. Rollán destacó el papel que ejercen los consejos consultivos en el ámbito de la función pública: "Sois el faro de la seguridad jurídica en el ámbito de la función pública", ensalzó durante su intervención en el acto Rollán y la presidenta de la CJA  de clausura.

"La administración pública se enfrenta a diario con conflictos y tramitaciones complejas que requieren del  asesoramiento por parte de un órgano especializado e independiente", declaró. Pese a que los dictámenes aprobados por los consejos consultivos no tienen un carácter, fundamentalmente, vinculante, sí gozan de una autoridad moral fundamentada en la preparación técnica, el rigor y la independencia dirigidas a reducir el número de litigios en la Administración, favoreciendo un ahorro de dinero público y generando seguridad jurídica en la toma de decisiones administrativas.


Comunidad de Madrid / Consejo Consultivo de Castilla y León