La LOTC requiere el cumplimiento de determinados requisitos para el planteamiento de los conflictos en defensa de la autonomía local, afectando unos a su objeto y otros a la existencia de una determinada legitimación y al cumplimiento de ciertos trámites procedimentales: 

  1. El primer requisito exigido por la LOTC en su artículo 75.bis.1 es que se trate de “normas del Estado con rango de ley” o de “disposiciones con rango de ley de las Comunidades Autónomas que lesionen la autonomía local constitucionalmente garantizada”. 
  2. En segundo lugar, el artículo 75.ter.1 de la LOTC determina que están legitimados para plantear los conflictos: 

    “a) El municipio o provincia que sea destinatario único de la Ley. 

    »b) Un número de municipios que supongan al menos un séptimo de los existentes en el ámbito territorial de aplicación de la disposición con rango de ley, y representen como mínimo un sexto de la población oficial del ámbito territorial correspondiente. 

    »c) Un número de provincias que supongan al menos la mitad de las existentes en el ámbito territorial de aplicación de la disposición con rango de ley, y representen como mínimo la mitad de la población oficial”. 
  3. El artículo 75.ter.2 de la LOTC exige, para iniciar la tramitación de los conflictos en defensa de la autonomía local, el acuerdo del órgano plenario de las corporaciones locales con el voto favorable de la mayoría absoluta del número legal de miembros de las mismas. 
  4. Una vez adoptado el acuerdo por el órgano plenario de las corporaciones locales, deberá solicitarse dictamen al Consejo Consultivo, con carácter preceptivo pero no vinculante. 

    El artículo 75.quater.1 de la LOTC establece que la solicitud de dictamen al Consejo consultivo deberá formalizarse dentro de los tres meses siguientes al día de la publicación de la ley que se entienda lesiona la autonomía local. 

(Dictámenes 861/2005, de 13 de octubre, 538/2007, de 5 de julio, 706/2010, de 22 de julio y 316/2016, de 28 de julio)