. Esta mañana se ha reunido con el alcalde y con el delegado territorial de la Junta de Castilla y León trasladándoles las principales líneas de actuación y objetivos del mandato

. Ha explicado que ha querido comenzar en Zamora su recorrido por las diversas provincias por ser el lugar de la sede del Consejo y por la estrecha relación que existe con la ciudad

. En ambos encuentros ha mostrado la voluntad de impulsar la colaboración con las Corporaciones Locales y el acercamiento a todos los ciudadanos

El presidente del Consejo Consultivo de Castilla y León y del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales (TARCCYL), Agustín S. de Vega, ha iniciado hoy en Zamora una ronda de encuentros con las diversas instituciones de la Comunidad.

Agustín S. de Vega se ha reunido con el alcalde Zamora, Francisco Guarido, y con el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Alberto Castro, manifestando que ha comenzado en la ciudad las visitas por ser el lugar de la sede del Consejo y por la estrecha relación que existe.

En las primeras reuniones institucionales, desde que tomó posesión el pasado 22 de febrero, ha expuesto las principales líneas de actuación y objetivos del mandato.

En ambos encuentros ha explicado que, como como jurista y profesor de Derecho Constitucional, es un honor presidir esta institución encargada de velar por el cumplimiento de la Constitución, del Estatuto de Autonomía y del resto del ordenamiento jurídico.

Del mismo modo ha trasladado su voluntad de potenciar la colaboración con las Corporaciones Locales y la Universidad a la vez que impulsar el acercamiento a todos los ciudadanos.

Asimismo, ha recordado que el Consejo Consultivo es una institución fuerte y consolidada que ha demostrado su utilidad como ratifica que, desde su creación en 2003, se han emitido más de 14.700 dictámenes, y se han resuelto, desde la adscripción del TARCCYL al Consejo en 2012, 650 recursos que suman más de 4.500 millones de euros en litigio. 

El nuevo presidente ha subrayado que si estas cifras son relevantes, lo es también la rapidez de la respuesta, en tiempo muy inferior al plazo establecido legalmente, y el grado de aceptación de los dictámenes y resoluciones emitidos, que es prácticamente unánime.

En las reuniones también ha abordado las principales señas de identidad de ambos órganos citando la independencia, objetividad jurídica y neutralidad política, transparencia y eficiencia.