Ramos, Amilivia, Costa y Sobrini Los miembros del Consejo Consultivo de Castilla y León asistieron hoy al pleno ordinario de las Cortes de Castilla y León celebrado en la Catedral de Burgos y en el que fue presentado el informe 2016 del Procurador del Común.

La sesión plenaria para informar sobre las quejas de los castellanos y leoneses se celebró en la capilla de los Condestables, en la que fue segunda salida de la sede de Valladolid del Parlamento autonómico tras el pleno que tuvo lugar el año pasado en la Real Colegiata de San Isidoro de León.

Según expuso Javier Amoedo, Procurador del Común, el año pasado se presentaron 2.527 quejas de las que 1.405 afectaron a la administración autonómica; 871 a la local y 251 al resto. Se dictaron 991 resoluciones en expedientes tramitados a instancia de parte y de oficio.

Por provincias, Zamora registró 515 quejas, León 403, Valladolid 260, Burgos 211, Ávila 166, Salamanca 155, Palñencia 136, Segovia 98 y Soria 42.

El presidente Mario Amilivia y los consejeros Francisco Ramos y José I Sobrini han asistido al plenario al igual que los integrantes de las otras instituciones propias de Castilla y León, donde han coincidido con el ex presidente de la Junta y ex consejero nato del órgano de control con sede en Zamora, José C. Nalda.

A este plenario cargado de simbolismo, como homenaje del Parlamento a la Catedral burgalesa, Patrimonio de la Humanidad, cuajada de acontecimientos históricos, han asistido las primeras autoridades de la Comunidad Autónoma, entre ellas el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

Las quejas, como en año anteriores, han derivado de ámbitos como los servicios sociales, la sanidad. la educación, el suministro de agua potable y la vivienda.

Las quejas de los zamoranos son recogidas por el personal autorizado de la institución del Procurador del Común en la sede del Consejo Consultivo, en la plaza de la Catedral de Zamora.